Los reorganizadores de la vida

El 24 de Marzo de 1976 Jorge Rafael Videla encabezó un golpe de estado que derrocó al gobierno democráticamente elegido de María Estela Martínez de Perón.

La dictadura, autodenomidada Proceso de Reorganización Nacional, se implantó en Argentina valiéndose de la asistencia y financiación de los reorganizadores Estados Unidos de Norteamérica a través del Plan Cóndor.

Jorge Rafael Videla concluyó que las cosas en la Argentina estaban mal colocadas y se hacía necesario reorganizarlas. Siguiendo los dictados de su visión omnicomprensiva clausuró el Parlamento, los sindicatos y las organizaciones populares, hizo quemas públicas de libros e incluso ordenó prohibir los tangos de Gardel.

Durante los trabajos de reorganización se entregaron cientos de bebés a familias afines al régimen y miles de personas fueron asesinadas. A muchas de ellas, como no tenía donde reorganizarlas, las fue embarcando en fatídicos vuelos de la muerte para hacerlas desaparecer lejos de la costa.

La tierra se sembró de dólares, el océano de incógnitas.

(Imagen. Sueño n. 7, ¿Quién será?. Grete Stern)

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑